CQC EN LOS SERVICIOS DE PROTECCIÓN VIP

Cuando hablamos de CQC (por sus siglas en inglés Close Quarters Combat, Combate en Espacios Cerrados), o HTH/H2H (Hand to Hand, mano a mano) en Protección de personas nos referimos a una confrontación física de corta duración y alta intensidad, que puede ser letal o no letal, y que involucra 2 o más personas, a muy corta distancia, pudiendo implicar el uso de armas ya sean de fuego, corto-punzantes o contundentes, e incluso sin la utilización de ellas.

Estas aptitudes y habilidades sin dudas que deben ser aprendidas en tempranas etapas y entrenadas durante prácticamente toda la vida del Escolta, ya que muchas veces el Esquema de Protección en algunas situaciones estará limitado en el porte de armas de fuego (ya sea por normativa legal que le impidan ingresar armados a determinados lugares como espectáculos públicos, porque nos encontramos en otro país, etc, o porque las condiciones así lo requieran).

En tiempos actuales existen una infinidad de Artes Marciales y estilos de lucha, tanto deportivas como de defensa, desde el Muay Thai, el Karate en sus diferentes variantes, el Ju Jitsu, el Krav Maga, hasta la popular MMA. Muchos se han originado hace miles de años y otros han sido desarrollados en tiempos actuales, e incluso “vendidos” como un método de defensa personal completo que incluyen habilidades y destrezas de lucha en el suelo. La idea no es debatir sobre las Artes Marciales y los Sistemas de Defensa, sino que solo despertar conciencia a través de una pregunta simple:

¿Son las Artes Marciales o Sistemas de Defensa que utilizas aptas en una profesión/ambiente de Protección a Personas?

Con la finalidad de responder a esta interrogante debemos realizar una mirada cuidadosa de lo que necesita conocer el Operador de Protección y del alcance de sus acciones y lo que podrían ocasionar. Sin dudas que las acciones que emprenda el Protector deben de ser rápidas y efectivas, sin olvidar el equilibrio que debe de haber entre la amenaza/fuerza utilizada y la acción para repeler la misma. Muchas veces hemos visto o leído noticias a cerca de un escolta que se ha propasado en las acciones que ha tomado frente a un fotógrafo o periodista (esto suele pasar muy a menudo en el mundo de la farándula, cuando nuestro protegido es una estrella pública), ocasionándole problemas legales al Protector y sobre todo afectando la imagen del Protegido.

El Escolta tiene que tener claro el concepto que en protección no es necesario pararse a pelear, empeñarse en una pelea nos desvía del cometido esencial de nuestro servicio (cubrir y evacuar), afecta al movimiento o extracción del protegido poniendo en riesgo su integridad física o su imagen.

Sin dudas que para una persona que se dedique a la Protección no es necesario entrenar en su totalidad las técnicas de combate para las que puedan estar capacitados, sino que más bien el entrenamiento debe ser enfocado en forma puntual para satisfacer las demandas o situaciones que más probablemente se presentarán. Por supuesto entrenar artes marciales nos fortalece física y mentalmente y nos prepara para enfrentar situaciones de peligro donde la violencia pueda incrementase acorde al área y naturaleza de la operación que realizamos.

Los principios utilizados en CQC nos dan los lineamientos necesarios para realizar las técnicas que puedan contrarrestar acciones llevadas por las amenazas:

• Simplicidad de las técnicas • Momento de ataque • Atacar las áreas vitales • Ser conscientes de que podemos ser heridos • Evitar ir al suelo • Atacar al atacante

Cada uno de estos lineamientos o principios poseen una sustentación y justificación extensa que publicaremos en otro post, para no ser tan extensos y poder dar líneas generales que puedan ayudar a otros escoltas en el desarrollo de sus actividades.

Sin dudas que el especialista en protección posee determinadas herramientas con las cuales poder reconocer una amenaza antes que materialice su ataque a corta distancia, tal es el caso de lo que se conoce como “comunicación táctica” en lo que podemos aseverar que el especialista deberá interpretar y tener en cuenta diferentes factores que hacen a la comunicación, pudiendo evaluar y adelantarse a las acciones que pudiera emprender la amenaza, siempre teniendo presente el equilibrio en la reacción. Deberá tener en cuenta: • 7/10 % Interpretación a partir de las palabras usadas.

• 38 % la forma en que las palabras se dicen, el tono, la inflexión y la velocidad de la voz. • 55 % Lenguaje corporal (gestos corporales y micro expresiones o expresiones faciales)

A través de las comunicaciones tácticas de interpretación, proyección y lenguaje corporal podemos determinar cierto nivel de hostilidad. Pero hay varios aspectos específicos relativos a las causas de un conflicto y la escalada a los enfrentamientos físicos que condicionan las acciones que podemos llevar a cabo, pudiendo incluso llegar a caer en problemas legales al no respetar el principio de “Respuesta Razonable”, Por éste motivo es imprescindible tener en cuenta los diferentes Aspectos de un conflicto: • Señales de Peligro. • Reacción al estrés. • Miedo. • Ira. • Conciencia. • Factores de Impacto • Respuesta razonable.

Como dijo un gran sabio:

“No es el tamaño del perro en la pelea, es el tamaño de la pelea en el perro” Mark Twian.

Marcelo Acuña Instructor Táctico Operacional en Protección de Personas.

jmacuna@vera.com.uy Montevideo-Uruguay

"Aprendemos cada día"

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square