La Protección del Hogar.


Hogar…dulce hogar, lugar de encuentro familiar, resguardo, descanso y relajación.

Sin dudas que uno de los peores escenarios y experiencias que podemos vivir como ciudadanos es la usurpación y la irrupción de nuestro hogar ya sea cuando estamos dentro o fuera de él.

Más allá de la pérdida económica que podemos sufrir, es indudable que la pérdida más importante está relacionada con el sentimiento de seguridad que tenemos en este espacio tan sagrado, la pérdida de confianza personal y familiar y otro sin número de emociones como el miedo y la paranoia comienzan su escalada dejando estresantes secuelas durante algún tiempo.

Como bien sabemos la Seguridad es un problema de todos, las fuerzas de seguridad actualmente se ocupan de la prevención, por consiguiente, no pueden estar en todos lados, lo que significa que cada uno de nosotros debemos aportar nuestro grano de arena para apalear la situación.

Es importante abordar la seguridad de nuestro hogar como un todo, como un conjunto, en forma integral, combinando resistencia física, medidas electrónicas y procedimientos y protocolos a nivel familiar, de nada sirve tener las mejores cámaras del mercado o un sistema de alarma altamente avanzado si la intrusión se realiza en forma fácil, sin resistencia, rápida y muchas veces violenta, por tal motivo en ITOP tratamos a la Protección del Hogar con estrategias que van acorde a la situación particular de cada uno de nuestros clientes, nos ocupamos de la prevención, de la adopción de conductas proactivas y por último de las etapas reactivas, cuando la prevención falla.

Cuando analizamos un sistema de seguridad implementado en un hogar son muchas las variables que debemos tener en cuenta para su estudio, es por tal motivo que la seguridad no admite “cualquier persona, cualquier producto o cualquier instalación” y como ya mencionamos anteriormente mayor inversión no se traduce en un incremento de la protección. No se trata de invertir más, sino de cómo saber hacerlo, y en ITOP manejamos siempre la premisa de que “con lo que hay podemos mejorar en forma sustancial su seguridad y la de su familia”.

Es muy difícil saber quién nos acecha, pero se hace necesario distinguir a tres tipos de amenazas, el ladrón ocasional o común que muchas veces se aprovecha de la oportunidad que generamos, realizando robos rápidos y sencillos los cuales no poseen una clara expectativa del botín que se pueden encontrar, no quieren asumir riesgos de ser descubiertos ni enfrentarse a quien los descubra, aprovechándose de las vulnerabilidades de nuestro hogar o simplemente explotando la oportunidad de por ejemplo haber dejado una ventana abierta.

Luego tenemos al ladrón profesional, los cuales poseen una cierta expectativa de botín debido muchas veces a un proceso de estudio de la víctima, están preparados tanto en conocimientos como en herramientas para perpetrar el delito y tienen claro el procedimiento que realizarán habiendo planificado hasta las rutas de huida.

Por último y tan de “moda” últimamente en nuestro país, la Rapiña con privación de libertad (Copamiento), los cuales actúan en forma violenta generando aún más la pérdida del sentimiento de seguridad, el miedo, la paranoia y hasta muchas veces lamentar el daño físico y en ocasiones hasta la muerte del hombre de bien.

En resumen, en ITOP abordamos la problemática en forma integral y por sobre todas las cosas en forma preventiva, incrementando el sentimiento de seguridad, aumentando la confianza a nivel familiar, y en caso de perpetrarse el delito le enseñamos como poder gestionar la crisis de la mejor manera.

Marcelo Acuña

Especialista en Protección.

ITOP Uruguay

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square